domingo, 4 de agosto de 2019

Blade Runner 2049 SIN spoilers

Al fin llegó la otra película que esperaba con ansias ver en el cine en este 2017, tras el fiasco de Ghost In The Shell. La verdad es que me ha pillado por sorpresa. Pensaba que se estrenaba a finales de octubre pero el día 2 me encontré por la Red Blade Runner 2049 review. Entré a leerlas pensando ¿pero qué demonios, acaso no faltan 3 semanas para el estreno?. Eran reseñas de críticos que la habían visto una semana antes, el viernes 29 de septiembre.


BLADE CRAWLER REVISITED
Yo nací el año del estreno de la primera Blade Runner, así que obviamente no leí las críticas en su época sino mucho más tarde. Los críticos de la época se centraron en que se sentían engañados. Los trailers de entonces mostraban una película de acción y sin embargo ese aspecto no era el principal, ni por asomo, por lo cual criticaban que la película era leeeeenta.

30 años después las críticas a Blade Runner 2049 tienen exactamente el mismo enfoque. Dura dos horas y tres cuartos, es bastante larga, y el crítico que no hay dicho que es una maravilla y le ha puesto una buena nota le ha puesto un cinco pelado diciendo que es leeeenta.

Si, Blade Runner 2049 es lenta, porque no es Mortal Kombat. No se pasa de una escena en la que dos tíos se parten la cara para pasar a otra pelea. Lo importante en esta película, al igual que la primera, es contar una historia y para ello se toma su tiempo, al igual que un abuelo se lo toma para contar a sus nietos una historia al lado de la chimenea. ¿Qué prisa hay?

Si es cierto que incluso yo, fan acérrimo de Blade Runner, encontré algunas escenas demasiado alargadas, como que podían haberse ahorrado de 10 a 15 segundos perfectamente en algunas de ellas, sobre todo cuando no hay información visual relevante que añada algo más. Por ejemplo, hay algunas tomas aéreas que te dan información sobre el tipo de energía y recursos que usan en esa época, o sobre su arquitectura, o las grandes marcas que han sobrevivido; mientras tanto hay otras escenas en que ya conoces el decorado y sólo tienes a un personaje cuyo estado mental y emocional hace rato que imaginas cual debe ser, no se añade nada salvo tiempo.

Como razón-excusa añadir que no se ha hecho una versión de Blade Runner 2049 para cines y otra versión extendida para venta en DVD, Blu-Ray o vete a saber que formato. Sólo hay una versión, la versión final y me alegro de que se haya hecho así. He visto la versión final en el cine al igual que vi Blade Runner Final Cut VSO en un cine hace un par de años, 5€ muy bien aprovechados.


FESTÍN VISUAL
Las palabras más repetidas en las reseñas y críticas son festín visual, y no es para menos. Blade Runner supuso un gran cambio visual en las películas futuristas y cyberpunk. Antes de ella el futuro se nos presentaba como algo blanco, pulcro, perfecto (véase La Fuga de Logan o la geometría de Tron). Blade Runner nos presentó un mundo oscuro, lleno de sombras y alguna luz, probablemente de neón, una ambientación que cambió para siempre el cyberpunk. Ghost In The Shell por ejemplo bebió ávidamente de ello y ahora Blade Runner 2049 ha vuelto a evolucionar dicho ambiente. En más de una ocasión durante la película pensé esa escena podría haber encajado perfectamente en Ghost In The Shell (2017) y no estoy de broma. Blade Runner 2049 continua el legado de su precuela pero no se limita a eso. Además de los juegos de luces, sombras y neones se añaden hologramas y refracciones, además de unas tomas aéreas desde el minuto uno que impresionan y superan a las de su precuela.

Se nota que la idea no era hacer una película, era hacer Arte. Lo han conseguido.


NO ES VANGELIS PERO....
Una (gran) parte del encanto de la primera Blade Runner fue su música, obra del maestro Vangelis. He oído voces lamentando que no fuera él quien se encargara de la banda sonora de Blade Runner 2049. En su lugar se han encargado de ello Hans Zimmer y Benjamin Wallfisch. El segundo no me suena de nada, disculpen mi ignorancia, pero al primero lo tengo como un gran compositor. No han imitado a Vangelis. Hay temas en los que resuenan atronadoramente ecos de la banda sonora de 1982, incluso alguno que me hizo saltar las lágrimas, pero han sabido dar su toque personal y me atrevo a decir que al igual que la de Vangelis la banda sonora de Blade Runner 2049 es un 10 de 10. Si queréis regalarme algo por Reyes o mi cumple ya os he dado una idea :P

Si, se me saltaron las lágrimas en la sala con una de sus canciones. Los que hayáis visto Blade Runner sabréis a cual canción me refiero cuando la escuchéis (y si no se os saltan las lágrimas sois pellejudos y os retiraré).


STAND ALONE COMPLEX
¿Hace falta haber visto la primera Blade Runner, leído la novela de Philip K. Dick ¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas? y/o haber visto los cortos que Sony publicó semanas antes del estreno (2022, 2036 y 2048)? Respuesta: NO, ni por asomo.

Blade Runner 2049 no es un remake como algunos temían a grito pelado, pero tampoco se podría definir como una secuela. Ocurre 30 años después de la primera y el mundo ha cambiado desde entonces. Cierto es que regresan algunos personajes, pero no es necesario que los conozcas. La película te da la información justa y necesaria que necesitas para entender la trama. Si quieres más sobre ellos tienes la película de 1982. Si quieres saber aún más sobre la realidad en la que viven tienes la novela. Y si quieres saber más sobre ciertos aspectos concretos de 2049 tienes gratis los tres cortos en el canal de Youtube de Sony. Lo esencial está en esas casi tres horas de metraje. Como dije al principio, Blade Runner 2049 sólo tiene la inmensa pretensión de contarte una historia, y lo hace bien, tomándose su tiempo para ello. No termina en un to be concluded como la infame Matrix Reloaded. Podría haber algo más allá de esta película, sigue habiendo humanos y replicantes, sigue existiendo el mismo conflicto, pero al igual que la primera no es necesario, es una película completa. No necesita a su precuela para que se entienda ni necesita ser completada en hipotéticas futuras películas.


CONCLUSIÓN
En mi casa uso un portátil de 2009 que ya me está pidiendo la jubilación. Le tengo conectada una pantalla de 19" por lo que uso dos pantallas, esa de 19" y la de 15" del portátil. En la de 15" suelo tener Tweetdeck o alguna película. En ocasiones pongo en esa pantalla alguna de las versiones de Blade Runner en versión original, o alguna de Tim Burton (el DVD de La Novia Cadaver tiene un modo de sólo música) para escucharlas más que verlas mientras estoy en otra tarea en la pantalla de 19". Blade Runner 2049 va a ser una de esas películas que me va hacer compañía de vez en cuando en segundo plano, ahí, en el rabillo de mi ojo izquierdo, en mis dos oídos. Sin duda alguna ha entrado en mi panteón particular de películas favoritas.

Si, pero ¿es mejor o peor que la primera? Esa pregunta carece de sentido. Ambas películas se basan en la misma novela. 2049 toma elementos de la primera, al fin y al cabo es la misma ciudad 30 años después pero no es necesario haberla visto. Te da los datos mínimos necesarios sobre lo ocurrió en 2019 y te muestra como es tras tres décadas, ese es el núcleo de la historia, lo que ocurre en 2049. Nada empieza porque si, todo tiene un pasado, una causa, un origen, pero el centro no es Harrison Ford, es el agente K, Ryan Gosling, el Blade Runner del año 2049.

Vedla. Al igual que la primera no encontraréis el termino medio. La amaréis o la odiareis, pero prefiero eso a una película que no me llega de ningún modo.

Sugerencia final:
Antes de ir a verla ved el corto Blade Runner 2022. Primero porque es precioso, os recordará a los cortos de Animatrix. Segundo porque os ayudará a entender que es el Apagón que mencionan en varios momentos de la película.

9,5 de 10
__________________________________________
Imagen de Pixabay (retocada).


lunes, 29 de julio de 2019

Reseña de Good Omens (serie de TV), sin spoilers


Good Omens: The Nice and Accurate Prophecies of Agnes Nutter, Witch (Buenos presagios: Las buenas y acertadas profecías de Agnes la Chalada) es una novela de 1990 escrita conjuntamente por Terry Pratchett y Neil Gaiman. Sus protagonistas son el ángel Azirafel (antiguo guardián de la puerta este del Edén) y el demonio Crowley (originalmente Crawley, la serpiente que tentó a Eva). Ambos llevan en el mundo desde el principio y están muy cómodos con su vida terrenal. Por desgracia para ambos llega el Apocalipsis, por lo que tendrán que despedirse de su apacible existencia en la Tierra. Deciden llevar a cabo un plan para "posponer" el fin de los días. Quien lo desatará será El Adversario, el Destructor de Reyes, el Ángel del Pozo sin Fondo, Vástago de Satán y unos cuantos títulos más; el hijo de Lucifer, el Anticristo, entregado a Crowley para dar el cambiazo y colarlo en la familia de un poderoso político. El plan de ángel y demonio es tutelar al Anticristo y evitar que este cause el Armageddon.

La novela iba a tener una secuela, pero la muerte de Terry Pratchett en 2015 chafó esa posibilidad. En el aire estaba el hacer una película, opción que sigue por ahí revoloteando. Una carta póstuma de Pratchett a Gaiman animó a este último para que continuase con la adaptación al celuloide con el material de la primera novela y lo que habían escrito de la segunda. A principios de 2017 se anunció la serie, la cual sería emitida en Amazon Video y en la cadena BBC 2.

La serie consta de 6 episodios siendo Azirafel interpretado por Michael Sheen y Crowley por David Tennant. Hay personajes secundarios que iban a aparecer en la segunda novela pero que en la serie toman más protagonismo. Por ejemplo el arcángel Gabriel, que de ser sólo mencionado en la novela aparece en la serie como líder de las fuerzas del Cielo en lugar del Metatron (si, ese de aquella película). Eso y otros detalles es por deseo de Gaiman al incorporar elementos de la inacabada segunda novela a la serie. Aún así la crítica pone como punto negativo que la serie es demasiado fiel al libro, lo cual agradezco. Estoy cansado de que las adaptaciones se alejen tanto del concepto original que sean directamente una obra totalmente distinta. En algunos casos, como Trigun, salen bien, pero mi percepción es que suelen salir mal. ¿Desanima una adaptación fiel de una novela a leerla? No. Si la adaptación a película o serie gusta al espectador este encontrará una mayor riqueza de detalles en la novela.

La duración de los episodios ronda los 50 minutos, con la excepción del primero que dura 30 y sirve de introducción. Desde el primer momento rompe los esquemas mostrando una Cosmogonía totalmente diferente a la que uno pudiera esperarse. La Todopoderosa creó el Cielo y la Tierra en una época mucho más reciente de lo que la Humanidad cree aunque cierto clérigo casi acertó (se equivocó en 13 minutos). Lo de los fósiles de dinosaurio es una broma divina que aún no hemos pillado. Las bromas continúan desfilando a medida que se va desarrollando la trama, como que el coche de Crowley, un Bentley de 1926, convierte cualquier cinta que se mete en su radio en Best of Queen pasados 15 días o que tiene las plantas más hermosas de todo Londres... y las más aterrorizadas.

En ningún momento la serie deja hueco para el aburrimiento. Al principio del episodio 3 se da un repaso por la Historia mostrando los momentos en los que Azirafel y Crowley habían coincidido y cómo se había ido forjando su amistad. Pensé que iba a ser un tostón para complementar la serie y si bien esa parte del episodio no es realmente obligatoria, no incluye ningún dato vital para el desarrollo de la trama, sí que resulta entretenida y ayuda a entender mejor la extraña química entre ángel y demonio.

El argumento en sí es bastante sencillo, no tiene complicados plot twists que se saquen de la nada sino que se ve venir por donde van a ir los derroteros. Las profecías de Agnes ayudan mucho en eso. Los personajes tienen una pista de lo que deben hacer y no dudan en leerlas en voz alta para que el espectador también lo sepa. El Armageddon en sí está previsto y todo el caos que se desata no pilla por sorpresa ni a ángeles ni demonios. Todo va acorde al Gran Plan. Lo que ellos no saben...

Good Omens es una historia de traición. No había ángeles y demonios, sino sólo ángeles hasta que se rebelaron. Entonces unos se convirtieron en los buenos y otros en los malos pero su origen era el mismo, hecho que Azirafel le recuerda a Crowley de tanto en tanto. Al principio, en el Edén, Crowley se preguntaba si no había hecho algo bueno al tentar a Eva, y Azirafel se preguntaba lo contrario. La distinción entre bien y mal es confusa, sobre todo para ellos que son los que más tiempo han pasado en la Tierra, tratando con los humanos. Estos no ven el mundo en absolutos, en blancos o negros como lo hacen los ángeles y los demonios. Azirafel y Crowley no desean el fin de los días, no sólo por sus deseos egoístas de seguir disfrutando de sus vidas terrenales sino por que han pasado tantos milenios con los humanos que, a pesar de la naturaleza y tendencias instintivas de cada uno, se han humanizado un poco, lo suficiente como para no desear la destrucción de la Humanidad, o al menos no tan pronto. Eso les lleva a la traición, a hacer justo lo contrario de lo que sus respectivos bandos esperan de ellos pues no pertenecen ni a uno ni a otro. Ellos son su propio bando de dos antihéroes.


La serie es muy divertida con situaciones que rozan el absurdo, pero sin alcanzarlo. No es una película de Leslie Nielsen. No hay ningún apartado en lo estético o musical que me haya llamado la atención negativamente sino más bien lo contrario. Hay alguna que otra referencia a Doctor Who (tanto Tennant como Sheen trabajaron en la serie) así como a Star Wars, por citar un par de ejemplos. Como único punto negativo diré que se abusa un poco del narrador, la Todopoderosa, aunque de eso no me di cuenta hasta casi el final e incluso me dio por pensar que Frances McDormand (la actriz que le da voz) puede que sea quien más líneas de guión tiene de toda la serie después de los dos protagonistas (y no sé quedaría muy lejos de ellos).


Ahora bien, ¿cómo se puede ver esta serie?
La están emitiendo semanalmente en BBC 2 desde el viernes 31 de mayo. La BBC tiene un reproductor web pero está limitado. Sólo funciona si estás en suelo inglés. Se puede usar un proxy (puede que el integrado de Opera funcione, no lo he probado) u otras webs pero no lo recomiendo por seguridad.
Se puede ver ya entera en Amazon Prime Video. Si no tenéis Prime podéis daros de alta y tener un mes de prueba gratis, tiempo más que de sobra para ver esa serie y cualquier otra que os interese. Si ya habéis gastado ese mes de prueba podéis pedir a un familiar o un amigo que lo active y la veis en compañía.

Recomendación final: Prime Video permite verla en múltiples idiomas con múltiples subtítulos. Ponedla en audio inglés y subtítulos inglés. Si os perdéis por algunas expresiones cambiad los subtítulos a español. El audio por favor NO. He visto varias escenas en las que Crowley demuestra el mal genio demoniaco que tiene en ambos idiomas y pierde muchísimo en el doblaje español.

¡Disfrutadla y sed malos! 😎



Imágenes de Good Omens

martes, 12 de marzo de 2019

En silencio


Hola, buenas. ¿Qué tal?

Hace bastante tiempo que estoy calladito, tanto en este blog como en La i Crítica, en recitales y demás etcétera. Curiosamente en Youtube y Twitch no me callo aunque eso son sólo gameplays, nada relacionado con lo artístico, literario y/o poético.

Los motivos de mi silencio son tantos que ni yo mismo lo entiendo. Para simplificar muy mucho escribiré que no me siento con ganas de sentarme a teclear en el blog, ni de escribir, tachar, volver a escribir versos en una hoja de papel cualquiera, ni asistir a eventos poéticos a recitar; y precisamente de esto último os quería hablar.

Anoche tuve un sueño. En él estaba en un recital con micro abierto. Yo no iba a participar, estaba malito como estoy ahora (dolor de garganta, de cabeza, tos, moquera) así que sólo estaba de público. Cuando llegó el micro abierto le tocó a alguien, Einer, a uno cualquiera, un habitual de ese tipo de eventos con unos poemas muy malos. Al contrario de lo que ocurre en la realidad (menos mal) en mi sueño hubo gente que se cachondeaba de él, lo mandaba callar o se reían con falsas carcajadas¹. Pedí el micrófono, me lo dieron, me incorporé como pude. Estaba bastante mal, no podía apenas tenerme en pie y apoyé mi peso en el asiento. No recité ningún poema. En su lugar eché un solemne rapapolvo.

En el campo artístico y, en nuestro caso en el poético, siempre vamos a tener "intrusos", gente por un lado con una sobredosis de ego que sólo busca el aplauso fácil o gente que quiere entrar en este mundo pero aún están muy lejos, no sólo por falta de práctica recitando (todos hemos sido novatos) sino sobre todo por falta de lecturas.

A los segundos hay que darles siempre la bienvenida y guiarles. Cada uno de nosotros tendrá un buen consejo para que mejore tanto su forma de recitar como la de escribir. Por mi parte les daría dos consejos:
1. El primer consejo que me dieron era leer, leer, leer, leer y luego escribir. Lo sigo haciendo.
2. El consejo que doy, sacado de mi propia experiencia es: lee y escucha a tus coetáneos. Los clásicos son sólo la base de la pirámide. Comparte versos con los que llevan años en activo y están en tu misma ciudad.

A los primeros, a los del exceso de ego, ignoradlos. ¿Qué no os gusta lo que está recitando? No aplaudáis, no estáis obligados. Yo aplaudo cuando he disfrutado de lo recitado y me cruzo de brazos cuando me causan indiferencia o peor. Las reglas del juego son sencillas: el que quiere atención quiere se hable de él, bien o mal, pero que se hable de él. No se lo concedáis, ni una burla, ni un aplauso, ni una mirada siquiera, que su intervención termine en silencio, en la nada que se han ganado.

Y entonces me desperté. Me alegré de que el comportamiento que vi en el sueño nunca lo veré en la realidad, que la chapa que le di a esa multitud onírica no tendré que soltarla en ningún evento, que los que tienen exceso de ego duran poco, son estrellados fugaces.




_________________________________
¹. A las pocas horas de despertar me di cuenta de que ese comportamiento deleznable ya lo había visto hace muchos años, en el Teatro Falla. El público increpaba a un cuarteto que fue descalificado al poco rato por saltarse las normas. Aún recuerdo el inmenso asco que me dio aquel "público".

miércoles, 17 de octubre de 2018

Curiosidades cartográficas de la línea 1 del Metro de Sevilla



1. La línea 1 tiene un recorrido que se divide en 3 tramos: 0, 1 y 2. Para esta entrada voy a hablar del tramo 1, el que corresponde a la ciudad de Sevilla.

2. De este a oeste la primera parada y límite de tramo por el este es la estación de Pablo de Olavide, en el barrio de Polígono Sur. La universidad está asentada en tierra de tres localidades: Sevilla, Dos Hermanas y Alcalá de Guadaira, siendo la segunda la que mayor cantidad de hectáreas cubre. La estación está apartada del campus porque está en terreno de Sevilla, el cual cubre la parte de la entrada y poco más.

3. La estación de Guadaira es una estación fantasma en la que no se realiza parada. El parque Ribera del Guadaira nunca se completó (sólo el núcleo central y prácticamente abandonado por la Administración) y dicha parada debería haber dejado a los usuarios en dicho parque, en el lado este del río.

4. Si dicha estación estuviese en activo el Polígono Sur sería uno de los barrios con dos paradas de Metro junto con La Plata y Los Remedios.

5. En la estación de Cocheras no están las cocheras del Metro, o sitio donde se guardan y reparan cuando finalizan el servicio. Eso está 300-400 metros más al sur en el edificio principal de Metro de Sevilla.

6. La Plata es un nombre equívoco para la estación porque si bien está en el barrio de La Plata también lo está la estación de Cocheras siendo este barrio uno de los dos barrios con dos paradas de Metro activas.

7. La estación de Amate está en el barrio de Rochelambert y al otro lado de la acera está el barrio de Juan XIII. Amate está a 250 metros al oeste así que el nombre es totalmente erróneo. Además, al igual que la estación de La Plata, está en la Avenida de los Gavilanes, siendo una de las tres calles de Sevilla con dos estaciones de Metro.

8. La estación de 1º de Mayo está a 150 metros de la Glorieta 1º de Mayo, en el barrio de Los Pájaros. La glorieta no está a la vista cuando se sale de la estación y eso puede confundir a quien no conozca la zona. Al otro lado de la acera está el barrio de Amate... Volveré a esto en el punto 12.

9. Gran Plaza. A pesar de que está en la Avenida de Eduardo Dato sólo está a 40 metros de Gran Plaza y cuando se sale de la estación se tiene Gran Plaza a la vista, lo cual no ocurría con la anterior. Está en el barrio de Nervión.

10. El mapa cartográfico de Sevilla marca la estación de Nervión como doble (Nervión norte y Nervión sur). Ninguna de las dos está en Nervión sino en el barrio de La Buhaira. También está en la Avenida de Eduardo Dato, siendo la segunda calle con dos estaciones de Metro.
Bonus track: El centro comercial Nervión Plaza, cercano a la estación de "Nervión", también está en la Buhaira. El campo del Sevilla F.C. también.

11. La estación de San Bernardo está en el barrio de Huerta de la Salud, no en el barrio de San Bernardo y es la única que conecta directamente con otro transporte público, en este caso con la estación de tren de San Bernardo. Si, exactamente, la estación de tren de San Bernardo tampoco está en el barrio de San Bernardo XD

12. La estación de Prado San Sebastián está en el barrio "Prado, Parque María Luisa" justo al lado del Parque del Prado de San Sebastián, en la Avenida Carlos V. La otra acera de dicha avenida es el barrio de San Bernardo, por lo que en las estaciones de San Bernardo - Prado de San Sebastián ocurre lo mismo que en las de Amate - 1º de Mayo. No sólo no están en el barrio que se indica sino que además en la siguiente estación en sentido oeste el barrio que se había indicado erróneamente está cruzando la calle.

13. En la estación de Puerta de Jerez ocurre como en la de Gran Plaza. Si bien está en la avenida Paseo de Cristina nada más salir de la estación se tiene Puerta Jerez a la vista. Está en el barrio de Santa Cruz.

14. La estación de Plaza de Cuba está en Avenida de la República Argentina y le ocurre algo parecido a la de 1º de Mayo, que la estación está a 150 metros de donde se indica. Está en el barrio de Los Remedios junto con:

15. La estación de Parque de los Príncipes también está la Avenida de la República Argentina siendo esta la tercera calle con dos estaciones de metro y siendo Los Remedios el segundo barrio con dos estaciones de metro. A pesar de su nombre el Parque de los Príncipes no es visible desde la estación.

16. La estación de Blas Infante está en la avenida homónima, en el barrio de Tablada y el límite del tramo 1 por el oeste.

17. Las tres calles de Sevilla que tienen dos estaciones cada una son Avenidas (de los Gavilanes, de Eduardo Dato y de la República Argentina).

18. Distribución por distritos:
-El Distrito Los Remedios tiene 3 estaciones.
-El Distrito Casco Antiguo tiene 1 estación.
-El Distrito Sur tiene 3 estaciones (4 si estuviese activa la de Guadaira).
-El Distrito Nervión tiene 2 estaciones.
-El Distrito Cerro-Amate tiene 4 estaciones.


Por si queréis comprobarlo y bichear con datos cartográficos: 
A la derecha tendréis el panel de control. Activad "Barrios" en IDE Sevilla y "Línea 1 metro" en "Servicios e Infraestructuras".

P.S.: Un fuerte aplauso para quien pone los nombres según les viene en gana XD

miércoles, 5 de septiembre de 2018

Placebo


Ya no me duele,

quieres escuchar que ya no me duele,
que lo de tener una supurante
cicatriz en el corazón
no es más que una metáfora
en un poema que nunca escribí,
que nunca hubo orificio de entrada
causada por arma disparada a quemarropa.
Quieres escuchar
que aún mantengo
el recuerdo retenido
en todos y cada uno de aquellos
preciados momentos
en los que llegué incluso a suplicar a un dios
cualquiera
que retuviese el tiempo,
a nosotros en él
por siempre.
Quieres oír de mis labios
que podemos hacer un simple borrón,
otro, pequeño, insignificante
y proseguir la cuenta de las vivencias.

Quieres que te diga que nada es imposible.
Bueno,
en un poema nada lo es.
Mas esto no es ningún poema,
es una mentira,
otra
a tu imagen y semejanza.



Dibujo de Saray Pavón