lunes, 13 de agosto de 2018

La zurdera y el tenedor

Hoy 13 de agosto es el Día Internacional de la Zurdera, el cual se celebra desde 1976. El día en si es más simbólico que otra cosa dado que por suerte ya pasó la época en que a los niños se les ataba la mano izquierda a la espalda para obligarles a usar la derecha, lo que se conoce como un diestro forzado.

Yo no tuve que pasar por eso aunque tampoco recuerdo gran cosa de mi niñez. Según lo que me contaron mis padres varios años más adelante empecé a aprender a escribir en la guardería, haciendo los típicos Cuadernos Rubio. Las profesoras se empeñaban en que usara el lápiz con la derecha pero en cuanto me perdían de vista cambiaba de mano. Al final me dejaron por imposible.

A lo largo de estos años he tenido pocas desventuras al respecto, aparte de lo típico de ser zurdo: mancharme la mano continuamente al escribir, usar las tijeras con la derecha porque con la izquierda es imposible, tener que buscar al principio de cada curso una de esas combinaciones de mesa y silla que tuviesen el lado para escribir en la izquierda... Comentarios acerca de cómo escribo he tenido que aguantar pocos, aunque alguno que otro ha sido bastante hiriente.

Hoy sin embargo os quería comentar una anécdota distinta a las típicas de zurdos y escritura. Estando en el instituto fui a un campamento de Inglés en verano. A los dos o tres días uno de los monitores me llamó la atención en el comedor diciendo que estaba usando el tenedor con la mano incorrecta y con una posición de dedos incorrecta. Le pedí que me ilustrase sobre el noble arte de empuñar un tenedor. Imité su manera de usarlo con la derecha y al minuto y mientras él sonreía pensando que había conseguido guiarme hacia la Luz volví a usar la izquierda a la par que le dije:
–Su manera de usar el tenedor es tan incómoda que tiene ser incorrecta. Mejor sigo a mi manera.
Creo que intentó replicar pero yo ya le había puesto el /IGNORE. Seguí comiendo tranquilamente.

Con el paso de los años he tenido tiempo para elaborar una respuesta mejor por si volviese a darse el caso:
Consideremos el cubierto como A, la comida como B y la boca como C.
La función de A es llevar a B hasta C sin que B se caiga o derrame (en caso de ser líquido como una sopa) durante el trayecto.
Si consigo llevar a B hasta C sin que B se caiga o derrame independientemente de con que mano use A o cual sea la posición de mis dedos sobre A se puede afirmar entonces que la función de A se cumplido con éxito.
Si la función de A se ha cumplido de X manera entonces su afirmación de que X manera es incorrecta resulta ser falsa.
Dado que se ha demostrado que su afirmación no solicitada es falsa procedo entonces a:
1. Almacenar su afirmación en la parte de mi cerebro en la que almaceno todo lo que me importa una mierda.
2. Seguir usando MI A para llevar MI B a MI C como me sale del P.
3. /IGNORE Czas

lunes, 6 de agosto de 2018

Pinchazo

                                         Pinchazo

                                         La nota musical se clava en mi espina,
                                         cual aguijón de escorpión
                                         corta el aliento, paraliza el pulso
                                         
                                         y me devuelve a la vida.




Safe Creative #1807047636969

domingo, 29 de julio de 2018

Trasteando con el Chroma


Hace tiempo me hice un Chroma casero y temporal con folios rojos y fiso. Era de quita y pon y lo ponía en una de las estanterías de libros. Al final he decido quedármelo de manera permanente, apartar las estanterías para poder fijarlo a la pared.
Problema: al estar un poco más lejos no cubre todo lo que capta la webcam, así que hay que solucionarlo :D

Música de fondo: Alexei Murdoch - Breathe

miércoles, 11 de julio de 2018

Trailers-spoilers y contenido adicional gratuito

Como decíamos ayer hay tres cortos gratuitos de Blade Runner 2049 que se lanzaron semanas antes de que saliese la película. Los mencioné de pasada cuando hablé de dicha película con la intención de profundizar más en ellos y en los trailers de la película en si pasado un tiempo. Este tiempo ha llegado.



TRAILERS-SPOILERS
Blade Runner se estrenó el 6 de octubre de 2017. Antes de ello hubo tres trailers, los cuales fagocité con superlativa avidez. Tenía miedo. Siempre tengo en mente cuando veo un trailer aquella vez que fui a ver el Episodio III de Star Wars el día del estreno y durante toda la proyección sentía que ya la había visto, completa, y más de una vez. Aquella película tenía la posibilidad de sorprender al público. Se sabía que se produciría el nacimiento de Darth Vader, la cuestión era el cómo, dónde y el porqué. Todo eso lo revelaron en los trailers e hicieron que la película no sorprendiese, no emocionase, que no fuese más que el cuatro trailer, pero en versión más extendida.

Volviendo al futuro de esta galaxia vi los trailers de Blade Runner 2049 con ese temor, que me contasen más de lo que yo quería saber. Pero no, no fue así. Me hacía una idea, una teoría de por donde podían ir los tiros, pero nada claro. Luego vi la película y sigo sin contaros spoilers. Si os diré que los trailers eran un escaparate, un aperitivo del festín visual que es esa película. 

Me gusto la idea. Me sentí engañado. Me había muy mal acostumbrado a que los trailers me contasen la historia, toda o parte de ella. Los trailers de Blade Runner 2049 no cuentan nada y aún así consiguen atraer como la polilla a la luz. Pero esa no era la única sorpresa.



CORTOS
A pesar de que estaba pendiente del tema de trailers y contenidos de Blade Runner 2049 antes de su estreno me marcaron tres goles, en forma de tres cortos que añadían contenido a la película gratuitamente. Son los siguientes por orden de publicación:

NEXUS DAWN – dirigido por Luke Scott
En 2036 no hay Replicantes, están prohibidos, pero alguien, Niander Wallace quiere resucitar el Nexus Phase aunque antes tendrá que convencer a los magistrados de que el proyecto es viable.
Este corto sirve para explicar que los Replicantes que se ven en la película no sólo no son los de  la Tyrell Corporation, sino que son distintos de los originales.


NOWHERE TO RUN – dirigido por Luke Scott
De los tres cortos este es flojo e incongruente. Sirve para introducir a Sapper Morton, el Replicante que aparece en el trailer. Él oculta su condición de Replicante pero un evento le obliga a actuar delatando su auténtico ser. El problema de este corto es que termina en una llamada en la que alguien da el chivatazo de donde vive Sapper mas no hay repercusión hasta junio de 2049.
¿Se pierde el chivatazo entre el papeleo y por eso tardan tanto en enviar a un Blade Runner? ¿Se esconde durante un tiempo? No termina de cuadrar, queda un hueco en esa historia sin rellenar, pero me gusta la escena a pesar de ello y por darle unos minutos más tanto a Sapper en este corto como a Wallace en el anterior.


BLACKOUT – dirigido por Shinichiro Watanabe, director del mítico ánime cyberpunk Cowboy Bebop.
Último corto en publicarse pero el primero cronológicamente. La acción ocurre 3 años después de los eventos de la primera Blade Runner y explica el Apagón, termino que se emplea en varias ocasiones durante la película pero que no queda nada claro. Es el más largo de los tres cortos y aparte de Gaff  y Sapper (en una foto) no aparece ningún otro personaje de las películas o de los cortos.
En el primer corto vimos que los Replicantes estaban prohibidos y que Wallace quería resucitar el proyecto. ¿Por qué estaban prohibidos? Básicamente el odio hacia los pellejudos llegó a tal extremo que los radicales los eliminaban nada más verlos. ¿Cómo sabían quien era Replicante y quien no? Los identificaban usando la base de datos de los Replicantes y los cazaban. Los supervivientes idearon un plan, borrar todos los registros, que no se pudiese saber quien era humano y quien Replicante. El cómo llevan a cabo dicho plan te dejo que lo veas en este corto, pero dicha acción fue la que condujo a la prohibición de la tecnología Replicante.



GALERÍA
Blade Runner es una obra de arte. Blade Runner 2049 también, no es una mera secuela para aprovechar el tirón; tiempo hubo para ello, 35 años. Si imaginamos ambas películas como dos cuadros expuestos en un salón del Gran Museo Cyberpunk habría que poner entre ambos a estos tres cortos. Conforman un todo. Puedes pasarlos de largo y centrarte en los dos principales; puedes pasar de todo y centrarte sólo en la primera película o en la segunda, la elección es tuya, pero si quieres comprender lo que se expone en el Salón Blade Runner tendrás que verlos todos, a los dos principales y a estos cortos secundarios que sirven como nexo de unión.

Te aseguro que si te gusta el universo Blade Runner te gustarán los cortos. Es de agradecer no sólo que los hayan hecho sino que los hayan publicado gratuitamente en Youtube en lugar de añadirlos como extra en un DVD o Blue-Ray. Igualmente se agradece que no vaya a ver versión del director o versión final de 2049. La versión que se vio en el cine era la única y definitiva (eso dicen) y por eso resultaba en ocasiones demasiado largo, pues no quisieron dejar nada como extras para otras versiones.



En fin, eso es todo lo que tenía que comentarios de Blade Runner, por ahora...



Imagen: fotograma del corto BLACKOUT

miércoles, 25 de abril de 2018

NoctamBully


Hace tiempo me enseñaron a relajar el cuerpo. Primero era por zonas, poco a poco, hasta que todos los músculos estaban relajados y el sueño se apoderaba de mi. Con el tiempo aprendí a hacerlo de una sola vez, desconectar el cuerpo y quedar dormido en muy pocos minutos.

Últimamente me ha venido ocurriendo lo contrario, que en medio de la noche mi cuerpo se conecta con la misma facilidad con que lo desconecto. Con ello salgo del sueño y no puedo volver a él durante media hora, una hora, a veces más. No sé porqué ocurre. Lo achaqué al exceso de café, aunque nunca me había afectado con anterioridad. Dejé de tomar café pasadas las tres de la tarde salvo días puntuales. El enigmático despertar desapareció...

Me acabo de despertar. Dos horas de sueño. No recuerdo qué, sólo sé que ha sido un buen sueño. De repente mis ojos se abren de par en par, noto mi cuerpo reactivarse, ganar temperatura, aumentar mi ritmo cardiaco.
–No, hombre, que quiero seguir durmiendo.
–Calla.
–Pero hay que dormir que quiero madru...
–¡QUE TE CALLES!
Un bully, un niñato como se decía antes de que se popularizace el nuevo término, se ha apoderado de mi vigilia. Hago lo que me decían de niño, ignorarle. Él, dueño de mi cuerpo y de mi mente se pone a hacer planes para el día siguiente.
–Podría quedar bien. De ahí sale un texto y un audio... ¡no, mejor un vídeo! Abro el OBS y preparo una escena nueva. Primero la webcam, en una esquina y con poca luz, como si fuese de noche. Lo haría sin peinarme para enfatizar esa sensación y con tono de voz medio-bajo. A la derecha el texto, verde sobre negro con el JDarkRoom, que hay que sacarle partido de vez en cuando. Y en el hueco que quede bajo la webcam... el título, en vertical y con alguna tipografía llamativa. Y se llamará... ¡NOCTAMBULLY!

Mientras Noctambully está a lo suyo, creando en un ordenador imaginario, yo me pongo a intentar volver a desconectar el cuerpo, a tratar de forzar el sueño.
–¡JA, que te lo has créido! Ahora soy yo el que manda –dice mientras levanta mi rodilla derecha. Mi pierna queda flexionada, un permanente punto de tensión. Acto seguido me mete en un sueño.

Estoy en un sofá, tumbado de lado. Sobre una pequeña mesa tengo un portátil y busco un par de escenas en concreto de una serie, sin mucha suerte. Miro mi pierna derecha. En algunos puntos se amorata. Al tocar lo amoratado sale un líquido blanco, ¿pus?, seguido de sangre. Hay un rollo de papel cerca. Limpio la sangre pero salen más zonas amoratadas, más líquido blanco, más sangre. Finalmente cesan las hemorragias. La pierna está intacta, no he sentido dolor alguno, pero el rollo de papel casi está agotado y parte de la sangre ha manchado el sofa y los cojines. Fermoso panorama.

Me despierto. En mi cabeza suena "Let me hear you scream" de Ozzy Osbourne. Me mete en otro sueño, muy breve, sin imágenes. Madison Sterling, aspirante a cantante, escribe una carta a sus familiares prometiendo suicidarse y luego mudarse a un lujoso piso en Madison Avenue, New York. Sólo cumple lo primero.

Vuelvo a despertar. Ozzy sigue gritando dentro de mi cabeza. Le doy una patada a la manta quedando destapado.
–Vaya, parece que he recuperado el control, o al menos parte de él.
Caigo en la cuenta de que la pierna flexionada y la del sangriento sueño son la misma. Pienso qué hacer, si levantarme y tomar un poco de agua serviría de algo. No lo hago. En su lugar me quedo pensando nuevamente en de que lado está mi subsconciente. Lo tenía por aliado, pero me acaba de hacer pasar un muy mal rato. ¿Por qué no podía ofrecerme un sueño como el de la noche anterior? Uno profundo... y porno. Muy profundo y muy porno.
En mi cabeza Ozzy termina su canción. En su lugar empieza a sonar "Serenity" de Charon. Del Noctambully no sé nada más, ya no parece estar aquí. No me importa. Un sueño agradable me está llamando. No le hago esperar.


Audiovisual, texto e imagen de Álex Ruiz