lunes, 8 de agosto de 2016

El neuromante mnemónico incompleto


Una de mis pasiones es Ghost in the Shell. Vi las dos primeras películas, luego las dos temporadas de Stand Alone Complex, a las cuales siguió la película de Solid State Society. Como viene siendo habitual les dio también por las precuelas, así que recientemente salió la serie Arise (4 capítulos) y una película llamada de The Rising que dicen hace de precuela de la primera película, la de 1995 (ni de coña).

También vi un manga que salió el mismo tiempo que los capítulos de Arise. En cuestión de manga me falta por ver los originales, que van de 1989 a 1997, pero ya caerán, no hay prisa. De Arise también me falta un quinto capítulo, Pyrophoric Cult, pero como lo hicieron para que sirviese de puente entre The Rising y el cuarto capítulo de Arise tiene una prioridad nula. La misma prioridad tienen dos películas que son resúmenes de la temporada 1 y 2 respectivamente de Stand Alone Complex. No añaden nada, así que no las voy a ver. Me falta también, obviamente, la próxima película que se estrenará en abril del año que viene con actores reales.

El caso es que me enteré que los hermanos Wachowsky, directores de la trilogía Matrix, habían reconocido la influencia de Ghost in the Shell en dichas películas. También leí que tanto Matrix como Ghost in the Shell tenían como influencia una novela de William Gibson, considerado el padre del cyberpunk. Dicha novela es Neuromante.

En la descripción de dicha novela se puede leer:
"Un futuro invadido por microprocesadores, en el que la información es la materia prima. Vaqueros como Henry Dorrett Case se ganan la vida hurtando información, traspasando defensas electrónicas, bloques tangibles y luminosos, como rascacielos geométricos. En este espeluznante y sombrío futuro la mayor parte del este de Norteamérica es una única y gigantesca ciudad, casi toda Europa un vertedero atómico y Japón una jungla de neón, corruptora y brillante, donde una persona es la suma de sus vicios."



Así a bote pronto pintaba estupendamente mas en realidad me ha defraudado por lo siguiente:

-Velocidad. El primer capítulo es para ponernos en contexto, aunque con muchas dificultades. Básicamente contratan a Case en Chiba (Japón) para hacer un trabajo. A continuación van al este de Norteamérica y en menos que canta un gallo ya lo han realizado. Sorpresa, al llegar a ese punto no llevas ni un tercio de la novela. Resulta que eso era un paso previo, que el contrato es más largo y complejo de lo que se esperaba. Van a otros sitios antes de llegar al escenario final pero cuando llegan a dicho lugar y comienza el plan final estás todavía a mitad de novela. Todo ha ido muy rápido pero a partir de ahí todo va exageradamente lento. La novela me duró dos días. El primero llegué feliz y cándidamente hasta la mitad, el segundo fue un suplicio para terminar de leerla pues no avanzaba la historia.

-Efecto Gourry. Lo llamo así por Gourry Gabriev, uno de los personajes de Slayers. Uno de las funciones de ese personaje es no saber nada sobre la historia ni cosmología de la realidad en la que se desarrolla Slayers, lo cual fuerza a que otros personajes tengan que explicárselo y con ello también se entera el público. No tiene porque haber un personaje así. Arthur C. Clarke incluía capítulos en sus novelas que no eran más que puras explicaciones, ni acción ni diálogos, pero te servían para entender lo que sucedía y lo que estaba por venir. En este caso no hay apenas nada. Hablan del Ensanche, de la Matriz, de Microsofts, de implantes que nunca se llega a saber que función tienen y nadie dice nada ni se incluye alguna explicación. Me sentí como Gourry, no tenía ni idea de como funcionaba el mundo por el que se iban moviendo los personajes salvo que en esta ocasión no había nadie para las explicaciones, ni siquiera el narrador. He encontrado más detalles en la Wikipedia sobre los objetos que usan y para que sirven que en la propia novela, con eso lo digo todo. Por lo que he podido averiguar es bastante posible que todas esas explicaciones las diese en obras anteriores, pero si estoy leyendo su primera novela no debería dar por hecho que he leído sus cuentos anteriores y que entiendo toda esa terminología exclusiva de su universo interior.

-Aquí está Johnny. Tres años antes (1981) de Neuromante William Gibson escribió un cuento llamado Johnny Mnemónico, que a algunos os sonará por la película de 1995 protagonizada por Keanu Reeves que tan poco se parece a la historia original. Pues bien, durante la lentitud de la segunda mitad del libro Molly le cuenta a Case el epílogo de dicha historia dado que ella era parte de la misma. Con lo de epílogo me he quedado corto; primero pone a Case en antecedentes porque él no conocía a Johnny de nada y luego pasa a contarle todo lo que había pasado después y como había acabado el tema. El cuento en si no era precisamente corto, sino de 160 páginas, 66 menos que la propia Neuromante. ¿Qué necesidad había de meter un resumen y un epílogo de otra obra? ¿Acaso no sabía que escribir para que no se le quedase corta la novela? En ese punto me daba igual Johnny, el pasado de Molly y demás parafernalia. Estaban en el final, quería que terminasen lo que estaban haciendo, no que se pusiera a charlar sobre algo que no venía al caso.

-Arma de Chéjov. Es un principio dramático postulado por Antón Chéjov, por el cual cada elemento en la narración debe ser necesario e irremplazable, o bien no aparecer. En Neuromante William Gibson se burla de este principio y del lector. Hay un objeto que está ahí desde el principio de la novela y que acompaña al protagonista a lo largo de ella. No parece tener un fin claro, pero imaginas que en algún momento será usado. De hecho de vez en cuando te recuerdan que ese objeto está ahí... pero no, no llega a usarse, no al menos de manera necesaria. Bien podría no haber mencionado nada de ese objeto en vez de estar mareando al lector. Lo que consigue es que parezca que su único fin era añadir unas cuantas líneas más a la novela.

-Final abrupto. Cuando finalmente se consigue el objetivo el final se despacha en un par de páginas. No se sabe que pasa con muchos de los personajes e incluso del propio protagonista se ocupa en un solo párrafo. De Molly no se sabe nada, pero...

-Otra vez Johnny. Molly reaparece en una obra posterior y vuelve a hacer lo mismo que con lo de Johnny, sólo que esta vez cuenta el desenlace de la historia de Case.



Sinceramente, entiendo que la primera novela de un escritor acostumbrado a cuentos cortos no sea una maravilla, pero es la más conocida de Gibson, se llevó los premios Nebula y Hugo a la mejor novela del año, así como el premio Philip K. Dick al mejor trabajo original. Además en el 2005 la revista Time la incluyó entre las 100 mejores novelas escritas en inglés desde 1923, aparte de ser el arquetipo del cyberpunk. El mismo autor dijo sobre su novela "I'd buy him a drink, but I don't know if I'd loan him any money" (le pagaría una copa pero no sé si le prestaría dinero), además de llamarlo "libro de adolescente". En su mente estaba escribir una novela en tres o cuatro años pero sólo le dieron uno y la gran sombra de Blade Runner le sobrevolaba. De hecho vio dicha película cuando llevaba escrito el primer tercio y al final acabó reescribiendo los dos primeros tercios una docena de veces por miedo a perder la atención del lector, lo cual sucede desde el principio ante el choque cultural que se desarrolla desde la primera página y a las dos velocidades del libro. Reconoce que escribió con un "ciego terror animal". No veo el terror por ningún lado. Parece tener muy claro de que va todo y lo va desarrollando con rápidez (e ineficacia) hasta que llega a la mitad de la novela, se atasca y todo se vuelve farragoso, llegando incluso a tirar de una obra anterior para rellenar páginas, porque no se le puede llamar de otra manera. Supongo que a los lectores de sus obras anteriores les gustaría saber porqué Molly estaba metido en todo ese jaleo en vez de al lado de Johnny, pero a mi me pareció aún más que superfluo. Estorba, molesta gran parte de la segunda mitad del libro.

No ha sido una lectura agradable. No ha sumado nada a lo que ya sabía de Ghost In The Shell y Matrix. No la recomiendo y seguramente no vuelva a leer nada de este autor. Me parece una "novela" totalmente sobrevalorada y pésimamente ejecutada.

En fin, a ver si encuentro esos mangas de Ghost in the Shell que tengo pendientes...

lunes, 1 de agosto de 2016

La película de Schrödinger


El año pasado, 23 años después de la Expo 92 de Sevilla, se reabrió la sala IMAX del Pabellón de Canada. Una mente privilegiada dijo entonces con toda su osadía, orgullo y supina ignorancia que la primera película 3D de la Historia se había emitido allí. Normalmente me suelo quedar calladito pero esa vez le respondí que la primera película en 3D era de 1922, así que menos lobos, Caperucita.

La primera patente de cine en 3D es de 1890, pero era algo experimental y no apto para uso comercial. Hubo otras patentes y pruebas en 1900 y 1915, pero nada que se pudiera calificar de película.

La primera película en 3D proyectada en un cine, en el del Hotel Ambassador de Los Ángeles, fue The Power of Love, de los cinematógrafos Robert F. Elder y Harry K. Fairall. Fue el 22 de septiembre de 1922 y se usaban las gafas de dos colores que todos hemos visto (y tal vez usado) alguna vez, con una excepción. Las actuales son rojas y azules, mientras que aquellas eran rojas y verdes como la de la imagen que encabeza esta entrada.

Lo que me ha llamado la atención de esta película (aparte de su fecha de estreno) era que también fue la primera en tener dos finales distintos. La audiencia tenía la opción de ver el final por una sola lente, por la roja o por la verde. En un caso veían un final trágico y en el otro un final feliz. En mi caso si tuviera la oportunidad (que va a ser que no porque la película original está perdida) no cerraría los ojos y vería los dos finales a la vez.

Sería la película de Schrödinger, habría personajes que estarían vivos y muertos al mismo tiempo, aunque Schrödinger aún tardaría 13 años (1935) en enunciar su famosa paradoja. ¿Tiene alguna relación? No, Erwin Schrödinger tenía 35 años cuando se proyectó la película, pero no hay constancia de que se proyectase en ningún otro sitio y Schrödinger nunca pisó Estados Unidos.

Simples casualidades... o tal vez no...



Imagen de cabecera sacada de Wikimedia Commons:
By The original uploader was Wittkowsky at German Wikipedia [GFDL or CC-BY-SA-3.0], via Wikimedia Commons

lunes, 4 de julio de 2016

The King of Halloween

Primero y antes que nada, si no has visto Pesadilla antes de Navidad no sigas leyendo o te vas a comer unos spoilers bastante gordos.

...

Vale, sigues aquí. El motivo de este escrito es porque recientes acontecimientos me han dado bastante que pensar, tanto que de hecho han variado mi forma de ver esta película. Damos por hecho que el protagonista, Jack Skellington, el rey de Halloween, es un buen tipo, es el bueno. El papel de malo lo ocupa Oogie Boogie. Santa Claus es la víctima inocente de la trama. Pues no. Revisando de nuevo la película veo lo siguiente:


DELITOS DE JACK SKELLINGTON
1. Entrada ilegal en el reino de otra festividad. Se puede argumentar que fue accidental dado que el abrió la puerta, no vio nada interesante y al darse media vuelta fue absorbido al interior.
2. Delito contra la intimidad. Se puso a espiar desde las ventanas como cocinaban, adornaban árboles, contaban cuentos y demás.
3. Allanamiento de morada. Porque no le bastaba quedarse mirando desde fuera. Tenía que entrar en una habitación llena de elfos durmiendo...
4. Robo. Robó una motonieve (que luego aparentemente cedió al alcalde) así como múltiples artículos de Christmas Town (libros, decoraciones, bastones de caramelo, juguetes, etc.).
5. Esclavitud. Básicamente el trabajo de los habitantes de Halloween Town es pasarse el año preparando la fiesta de Halloween. De hecho al día siguiente de Halloween el alcalde se presenta en casa de Jack con los planes para el próximo Halloween para discutirlos y aprobarlos. El trabajo en otros reinos es similar. En Christmas Town se pasan un año preparando su festividad. Pues bien, Jack organizó el trabajo de los habitantes de Halloween Town para que en menos de dos meses hicieran el trabajo que hacen los de Christmas Town en todo un año (y sin fábricas de juguetes ni experiencia). Ello además conlleva que los ciudadanos de Halloween Town no dispongan de un año para el próximo Halloween, sino sólo poco más de diez meses. Adiós vacaciones. Si hay contratos o convenios laborales Jack se los pasó por el coxis.
6. Convenció a tres conocidos delincuentes para que entraran ilegalmente en otro reino y cometieran un secuestro. Ello conlleva:
6.1. Es cómplice del secuestro del Conejo de Pascua.
6.2. Es cómplice del secuestro de Santa Claus.
7. Nuevamente robo. Le robó el gorro a Santa Claus en su p*** cara.
8. Usurpación de identidad. Se hizo pasar por Santa Claus imitando su forma de vestir, su risa y luciendo barba postiza. De hecho cuando un niño le preguntó ¿Santa? él ni lo desmintió ni se presentó como Jack.
9. Múltiples allanamientos de morada, esta vez en el mundo real.
10. Destrucción de propiedad privada. En su primer aterrizaje se cargó unos angelitos que había de decoración en el tejado de una casa. Además los regalos que dejó también causaron destrozos materiales.
11. Entrega de materiales peligrosos. Este punto es un tanto discutible. En la saga de juegos Kingdom Hearts Jack explica que los habitantes de Halloween Town viven para asustar, pero nunca para hacer daño, así que se entiende que los regalos que han creado sus ciudadanos también sirven sólo para dar miedo, pero nunca harían daño físico a nadie. Oogie Boogie es la excepción porque no es de Halloween Town, viene de una festividad que ya no existe. Así pues se puede entender que los objetos que iba dejando en los hogares de la gente no les iban a causar ningún mal, sino sólo unos cuantos destrozos materiales y un buen montón de miedo.
11.1. En el caso de que no fuese así y esos objetos pudiesen hacer daño se le podría acusar incluso de intento de genocidio.
12. Darse a la fuga. Cuando fue derribado no esperó en el cementerio a que llegasen las autoridades, los militares en este caso, sino que regresó a Halloween Town.
13. Cómplice en el asesinato de Oogie Boogie. Él destrozó el saco de Oogie Boogie causando que la mayoría de los bichos que componían su cuerpo cayesen en la lava. El bicho cerebro que los guiaba a todos intentó huir, pero murió tras ser pisoteado por Santa Claus. ¿Quién lo diría? La supuesta víctima fue el único que asesinó en la película.


ATENUANTES
1. Liberación inmediata del Conejo de Pascua tras darse cuenta de que ese no era a quien había ordenado secuestrar. Además se disculpó por el error de sus sicarios.
2. Rescate de Santa Claus para que este pudiese arreglar el estropicio. Aunque bien pensado dejó escapar a un asesino en vez de entregarlo a las autoridades... y de paso entregarse él también.


CONCLUSIÓN
Después de todo lo que hizo Jack siguió siendo el Pumpkin King, el Rey de Halloween, sin que nadie se lo discutiese, pidiera explicaciones y/o su dimisión. Tampoco nadie exigió que se entregase a las autoridades. El asesino de Oogie Boogie sobrevoló Halloween Town e hizo que nevara por primera vez en ese reino, tal vez como agradecimiento a Jack por no entregarle a las autoridades (tu mantén el pico cerrado y no te faltará nieve).

Y ahora decidme, tras haber leído esto, ¿en serio os sigue pareciendo raro que el PP volviese a a ganar las elecciones generales? Como puede verse los delitos no importan una mierda. Jack sigue siendo el Rey y Rajoy el Presidente XD


THIS IS HALLOWEEN, KIDS!

lunes, 27 de junio de 2016

Ellos

Ellos

Ellos,
los que pueblan mis líneas,
el marinero de tierra,
el diligente amante incansable e insaciable,
el gélido asesino,
su colega el sepulturero
que por dos monedas te reúne con tus muertos
a golpe de remo o de pala
- lo que toque ese día en el menú -,
el incauto soldado que fenece
una y otra y otra vez
cual extra de peli de acción
sin saber jamás porqué,
el juglar enloquecido,
el silente forastero
que asiste y resiste impertérrito
al atroz azote del verborreico charlatán,
el cazarrecompensas y el bandido,
el que sirve a ambos truhanes otra ronda,
el escriba sin tinta,
el centinela...


Ellos, todos ellos,
los que emborrono y perfilo,
los que tacho pero luego me arrepiento
y reescribo con nuevas máscaras.
Todos ellos, todos los que yo no soy...

o tal vez si...


Roko naktys



__________________________
La imagen es de Zoi Koraki, vía Flickr y con licencia Creative Commons CC BY-NC-ND 2.0.
El texto también tiene su licencia Creative Commons :P
Safe Creative #1606268220601

lunes, 20 de junio de 2016

Posible teología

Supernova Explosion Liberates Star Stuff (NASA, Chandra, 7/1/08)

Posible teología

Si existe algún dios
es un loco insomne,
silente testigo
del pasar del tiempo,
la erosión que mata
todas las estrellas.


__________________________
La imagen que acompaña al texto procede la NASA, vía Flickr, con licencia Creative Commons CC BY-NC-ND 2.0.
Es la supernova SN1006, una de las formas que tiene una estrella de morir.

El texto que acompaña a la imagen también tiene licencia Creative Commons:
Safe Creative #1606198180716

lunes, 13 de junio de 2016

Futilidad

Hay días en que no brilla
luz ninguna
ni te ilumina
recuerdo alguno.
En esos días sólo
te entran ganas de dejarlo todo,
de hacer la travesía del desierto,
volver
con algo
totalmente distinto,
o sencillamente
no volver jamás.

The Empty Desert

Y sin embargo nunca lo hago.
Probablemente nunca lo haga.

No al menos mientras esa cosa siga latiendo.





_______________________________
La imagen que acompaña al texto procede los Archivos Nacionales de Estados Unidos, vía Flickr.
No tiene restricciones de uso, copyright ni nada que se la parezca. :)
El texto si, concretamente la siguiente licencia Creative Commons:

lunes, 6 de junio de 2016

Playa Bacocho



Playa Bacocho. Incluso mi no-lugar tiene un nombre. No lo he sabido hasta recientemente y por mera casualidad (una parada a tomar café, un periódico cualquiera abierto por la sección de viajes...).

Ya sabéis exactamente donde estuve, donde sigo estando.

martes, 26 de abril de 2016

Un poco de analítica twittera casera

Si, lo sé, hace mucho que no escribo, y para una vez que lo hago no va a ser de poesía... o no directamente. Siempre encuentro la manera de enlazar cualquier tema que quiero tratar con la poesía.

En fin, al lío. En Twitter tengo tres cuentas y acceso a otras dos. No os voy a contar cuales son todas, simplemente me voy a centrar en tres.

1. Por un lado tengo la más antigua, @AlexRZ2. A estas alturas no recuerdo si ese era el nombre que le puse originariamente. Básicamente es una cuenta personal, así que van mis tonterías, un tanto de literatura (poesía), algo de informática y poco más.

2. La segunda es @01, para entendernos. No voy a decir cual es realmente la cuenta. Pocas personas saben que yo estoy tras esa cuenta y no es el día de revelar el secreto. Si diré que es una cuenta profesional, dedicada casi en exclusiva a temas informáticos. 

3. La tercera es una de las que tengo acceso, @difusiona2, la cuenta de la Asociación Di-Fusión-a2. La llevo a medias con @SarayPavon (o al 40% y ella el 60%... o 30-70, no estoy muy seguro :P). En esa cuenta nos centramos en las actividades de la Asociación y en difusión cultural (principalmente poética).

Pues bien. Resulta que Twitter tiene una bonita opción llamada Analytics. Cuando pulsas salen datos estadísticos de la cuenta en la que hayas iniciado sesión. Os añado un detalle de cada una.

1. @AlexRZ2
 2. @01

3. @difusiona2
Ok. Cositas que podemos ver fácilmente. Para empezar que en las dos primeras es donde más escribo, sobre todo en la personal. En la de la asociación, poco. De hecho esa última ni siquiera ha tenido menciones en el último mes. La segunda, teniendo menos tweets que la personal, ha tenido un... ¿80%? más de impresiones, casi tres veces más visitas más al perfil y más de cinco veces más menciones. Está claro cual tiene más impacto.




Básicamente escribo esto porque las herramientas de análisis que he ido probando a lo largo de estos años son todas prácticamente iguales. Te muestran tus hashtags en una nube para saber cuales usas más, con quien hablas más y viceversa, quien te hace más menciones, a qué horas y días de la semana escribes y demás etcétera. Sin embargo yo quería hacer una analítica distinta, la que sigue:

1. @AlexRZ2
Lleva activa 2763 días (más o menos). En ese tiempo he escrito 16.253 tweets y me siguen 390 personas. Por lo tanto:
Escribo de media 5,88 tweets al día. Teniendo en cuenta que muchas veces me paso días sin escribir nada me parece muy raro este número, pero las matemáticas no mienten.
Consigo un follower cada 7,08 días. Más o menos uno por semana.
Consigo un follower cada 41,67 tweets... mucha tela, ¿no?

2. @01
No voy a dar los datos de tweets totales ni cuanto tiempo lleva activa. Directamente los resultados:
Escribo de media 1,88 tweets al día. Para ser la cuenta de mayor impacto tampoco es que la esté tocando mucho.
Consigo un follower cada 2,94 días. Dos cada seis días (y el domingo descanso).
Consigo un follower cada 5,55 tweets.

3. @difusiona2
Lleva activa 1882 días (más o menos). En ese tiempo hemos escrito 1.936 tweets y nos siguen 235 personas. Por lo tanto:
Escribimos de media 1,02 tweets al día. Poco.
Conseguimos un follower cada 8 tweets exactamente.
Conseguimos un follower cada 8,23 días.




Conclusiones:
1. @AlexRZ2
Es la cuenta en la que más escribo y que peores resultados tiene. Consigo un follower a la semana, más rápido que la de @difusiona2, si, pero para ello tengo que escribir casi 42 tweets. He de suponer que al ser una cuenta personal no atrae mucho lo que diga sobre mi vida personal. También hay otros temas pero al estar los tweets dispersos pues no se nota tanto como si fuera una cuenta monotemática. Me aburriría tener una cuenta así (otra), pero centrarla en dos o tres temas (poesía, eventos y fotografías por ejemplo) me parecería bien. La parte informática la quitaría, pues ya la trato en la segunda cuenta.

2. @01
En esta cuenta empecé añadiendo empresas relacionadas con la informática y luego cambié el chip y añadí a personas relacionadas con la informática (sysadmins, bofhers, técnicos, proveedores, programadores, linuxeros, informáticos a secas y demás gente de mal vivir). Desde entonces empezó a subir y adelantó a la primera en pocos meses. Me sorprendió bastante cuando me di cuenta que había superado los 500 followers. Creo que el éxito de esta cuenta es precisamente ser monotemática y la gente que me sigue pues, aunque no escribo mucho, cuando escribo algo útil ellos lo comparten y hacen que lleguen nuevos followers. La mantendré en esta tónica pues está funcionando bastante bien.

3. @difusiona2
No sé muy bien como interpretar los datos de esta cuenta. Por un lado es cierto que no la usamos mucho, pero es una cuenta monotemática como la anterior y esa si funciona teniendo también una media de tweets diarios bajo. ¿Es que acaso la temática de esta cuenta no interesa? NO. En la cuenta de Facebook tenemos más de mil contactos y en el grupo de Poesía en Sevilla superamos los 800 miembros. Hay actividad diaria en ese grupo y un calendario de eventos en continua actualización. El tema interesa. En su momento añadimos los contactos twitteros que teníamos en nuestras respectivas cuentas pero el número de followers siempre ha sido bastante bajo. ¿Será que a los poetas no les gusta Twitter? Habrá que investigarlo. Lo que no sé muy bien es como vitalizar esa cuenta. No quiero dedicarla a hacer retweets del contenido de los demás. Odio las cuentas que no tienen contenido, sino que sólo tienen retweets de lo que escriben otros, así que habrá que añadir contenido. Por lo pronto iré poniendo lo que vamos poniendo en el grupo de Poesía en Sevilla, con tweets programados, a ver que resultado tiene.

En resumen, la cuenta @01 seguirá igual y las otras dos tendrán más contenidos de eventos y literarios (poéticos), a ver que que tal. Lo que no tiene sentido es tener una cuenta de la asociación que no está a la altura de su homóloga y homónima en Facebook, y una cuenta personal en la que hablo mucho pero se me escucha poco.

Ya dije hace poco más de un año que mi naturaleza es ser un Jack of all trades, pero a la vista de lo que os he mostrado y otros temas que me guardo (tal vez para más adelante) creo que va siendo hora de especializarse, pero nunca en una sola temática. Me aburriría demasiado...