viernes, 20 de febrero de 2015

Sonidos desde mi cuarto

Por lo general lo dejo todo muy bien apuntado, pero en el caso de este poema he sudado tinta para encontrar su origen. El 12 de abril del lejano 2002 (hace ya casi 13 años) escribí un poema titulado Los sonidos de mi vida. Cuando abrí el anterior blog inicié una recomposición de antiguos poemas. El resultado de una de estas reescrituras fue este Sonidos desde mi cuarto. La novedad es en esta ocasión le acompaña audio. No hay vídeo, lo siento, me falta tiempo y ganas, sobre todo esto último.


Sonidos desde mi cuarto

Un solo de piano
que toca un fantasma olvidado,
pasar inquieto de páginas,
golpeteo en el teclado,
mi pausada respiración,
coches calle arriba,
conversaciones ahogadas,
un secundero inútilmente luchando
por contar mi tiempo...

Y en completo silencio...
los latidos de mi corazón,
fuego consumiendo una vela,
las muy lejanas campanadas
de la parroquia de mi barrio,
y éste rasguear contra el papel.






lunes, 2 de febrero de 2015

Tu NOmbre



     Tu NOmbre

     Tu nombre ya no me sugiere saudade,
no me causa escalofríos,
no aparece en mis sueños,
no.

     Ya sólo eres un (in)necesario capítulo
en mi recuerdo
¡que borraría de un plumazo!
si mis neuronas me lo permitiesen,
mas no,
me devuelven tu sabor a cereza,
tu olor a vainilla,
que fuiste miles de desvelos,
noche eterna,
alborada...

    Ya sólo eres un residuo eléctrico
desesperadamente aferrado a mis sinapsis.
Eres nadie
en ninguno de mis (im)posibles horizontes.




    16-10-2013